miércoles, 12 de octubre de 2016

lunes, 4 de abril de 2016

Mi opinión..."La chica del tren"

Sinopsis

¿Estabas en el tren de las 8.04? ¿Viste algo sospechoso?
Rachel, sí
Rachel toma siempre el tren de las 8.04 h. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas… y la misma parada en la señal roja. Son solo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Y si Jess y Jason no son tan felices como ella cree? ¿Y si nada es lo que parece?
Tú no la conoces. Ella a ti, sí.



........ 
Lo compré viendo el tirón mediático y aquello de "No podrás parar de leer" que aunque sea muy manido por parte de algunas editoriales sigue consiguiendo que algunos compradores compulsivos como yo caigan en sus redes, pero de ahí a que las otras redes, las sociales, se llenasen de comentarios negativos y de los consiguientes..."No es para tanto",  "Es muy previsible", "Estaba claro el final", "No he empatizado con ninguno de los personajes" y un largo etc,... hubo un paso,  y una que se deja sugestionar fácilmente lo fue relegando casi al olvido, pero un día me dije que debería leerlo y sacar mis propias conclusiones.


Empecé a leer  y mis expectativas eran más bien bajas, pero pronto me vi en la piel de Rachel y dentro de aquel tren camino de Londres, y puede que yo sea una muy torpe investigadora pero no me pareció que fuese tan previsible, cuando creía tener al asesino algo me hacía cambiar de idea... me encantaría que todos los que siempre dicen que las lecturas son previsibles hiciesen una apuesta en mitad del libro y ver si realmente conocen al malo o simplemente es muy fácil jugar una partida con las cartas boca arriba al llegar al desenlace.



Me ha parecido original, la autora lo escribe a modo de diario y con tres voces femeninas diferentes que nos dan en cada momento su propia visión de lo que está pasando, totalmente adictivo y que hace bueno el slogan de no podrás parar de leer, con esto no quiero decir que mi opinión sea más fiable que otras que lo ponen de aburrido para arriba, ni mucho menos, pero sí me parece que a veces nos unimos a las modas de hablar mal de los libros que un principio han tenido mucho tirón, parece que ahora estuviese mal visto que a uno le guste un best seller.

  
Un claro ejemplo de que las modas van cambiando la opinión de los lectores es "50 sombras de Grey",  hace nada todos estábamos como locos comprando y leyendo la trilogía completa, y ahora todos niegan haberlo leído o por lo menos haber disfrutado con su lectura... "Como alguien puede disfrutar con un machista?" es lo que he oído varias veces estos días... ¡ni que leer El perfume me convirtiese en una loca fans de los asesinos....!

Hoy leía en una reseña que best seller y buen libro no tienen porque ser sinónimos pero personalmente creo que tampoco tienen porque serlo best seller y mal libro, y sobre todo pienso que lo mejor, como en todo o en casi todo,  es probarlo uno mismo.

Por último me han dicho que recuerda mucho a "Perdida" de Gillian Flyn que tengo esperando en mi biblioteca personal, si es que se le puede llamar así a libros y libros apilados los unos encima de los otros, tendré que adelantarla puestos en mi lista de pendientes. 

lunes, 21 de diciembre de 2015

De charla con... Paloma Sánchez-Garnica

Hoy tengo el lujo de poder charlar con una de las escritoras más admiradas de nuestro panorama literario, Paloma Sánchez-Garnica.
Podría empaparme de su biografía y contárosla pero prefiero que sea ella quien lo haga.


¿Quién es  Paloma Sánchez- Garnica?

Una mujer que ambiciona ser feliz e intentar hacer feliz a todo el que se deje.


¿Qué libros tienes en el mercado?


Cinco novelas, El gran arcano (Plaza y Janés 2006) La brisa de oriente (Espasa 2009) El alma de las piedras (Planeta 2010) Las tres heridas (Planeta 2012) y La sonata del silencio (Planeta 2014)


Si tuvieses que quedarte con uno, ¿con cuál te quedarías?


Es como si preguntas a una madre con qué hijo se queda. Me quedo con todos, pero es cierto que con cada novela aprendo de los errores de las anteriores y de la experiencia que me han aportado estas, por lo tanto, entiendo que la última es la mejor.

¿Con qué género te sientes más cómoda?

Con el mío.

¿Qué querías ser de pequeña?


Nunca tuve claro qué quería ser, pero sí es cierto que siempre tuve una inquietud que no supe identificar hasta casi los cuarenta y tres años. Nunca pensé en ser escritora hasta ese momento, y sin embargo durante años busqué con denuedo la respuesta a esa inquietud que me rondaba por dentro. 


¿Alguien muy importante de tu infancia?


Maura, una mujer que entró en mi casa como interna unos días antes de nacer mi hermana mayor. Era la mujer más dulce, tierna y buena que jamás he conocido. Con ella aprendí lo que era la bondad.


¿Un miedo?


Que a los míos les suceda algo malo.



¿Un deseo?


Que los que me rodean se sientan relativamente felices, al menos satisfechos.


¿Un defecto?


Algunos, aunque con la edad voy siendo consciente de casi todos e intento corregirlos.


¿Una cualidad?


Soy buena persona, al menos lo intento de manera muy consciente.


¿Un hobby?


Dos: Leer y viajar.


¿Una comida?


Las buenas croquetas, pero sólo las buenas.


¿Una manía?

La imperiosa necesidad de tranquilidad, rutina y de mi sitio para trabajar. No puedo escribir en cualquier parte.



¿Frío o calor?


Ni uno ni otro, el frío me acobarda, el calor me aplana. 


Un objeto que colecciones


No colecciono nada. Soy demasiado inconstante. 


¿Un secreto confesable o inconfesable?


No tengo nada de lo que avergonzarme, eso sí, secretos tengo, y si los confesase dejarían de ser secretos.


¿Romántica o realista?


Romántica siempre.


¿Una locura que harías por amor?


Por amor haría cualquier cosa.


¿Un escritor que te encante?


Hay muchos, pero en especial admiro a dos: Antonio Muñoz Molina y Carmen Martin Gaite.


¿Un escritor que no te seduzca?


Varios.


¿Papel o digital?


Siempre papel. Los libros que tengo son mi patrimonio. Su presencia en mi librería me da la seguridad de que nunca estoy sola, son un antídoto contra el aburrimiento. Aquellos que he leído pasan a formar parte de la historia de mi vida, y los que quedan por leer esperan pacientemente su momento. 
Es cierto que el digital tiene sus ventajas, puede transportarse con más facilidad y en algún momento es posible que sea más práctico, pero para mí es como una conversación a través de skype, en el momento en el que das a una tecla desaparece sin dejar rastro. Sin embargo, cuando cierras el libro de papel sigue ahí, lo ves, no desaparece, es como una conversación tez a tez con un buen amigo. Nada que ver con la pantalla.


¿El último libro que has leído?

Tu rostro mañana de Javier Marías y un ensayo de Stefan Zweig sobre Montaigne.


¿Un libro que recomiendes?

Dependerá de la persona a la que va dirigida la recomendación.


¿Un libro que no recomendarías?


Dependerá de la persona a la que va dirigida la no recomendación. En el peor de los casos, creo que siempre es preferible que lean algo no recomendable a que se queden sin leer.


¿Un momento del día para escribir?


La mañana.


¿Y para leer?


A todas horas, incluso en la madrugada como remedio al posible insomnio.


¿Algo que hayas escrito y tengas olvidado en un cajón?


Tengo la fortuna de que todo lo que he escrito se ha publicado, a excepción de una novelita juvenil  sin pretensiones que escribí al terminar La brisa de oriente y antes de empezar El alma de las piedras.


¿Donde quieres llegar como escritora?


Intento provocar en mis lectores sensaciones parecidas a las que yo tengo cuando leo obras que me emocionan, que me hacen pensar, que me obligan a ponerme en la piel del otro, a no juzgar, a tolerar. 
Y aspiro a que mis historias trascendieran en el tiempo, convertidas en intemporales de tal modo que puedan llegar a leerse dentro de un siglo con la misma actualidad que yo leo a cualquier clásico.


¿Una editorial que te gustaría que te publicase?


Me encuentro bien con Planeta.


Del 1 al 10, ¿qué importancia tienen las redes sociales y los blogs en tu carrera?


Importan muchísimo, les daría un 10, pero reconozco que soy torpe en ellas y siempre tengo la angustiosa sensación de que me quitan un tiempo que debería dedicar a escribir o a leer. Es una lucha constante. 


¿Llevas bien los elogios?


Además de una sonrisa, me provocan una agradable turbación y una inmensa gratitud, porque, viniendo de los lectores, se convierten en un reconocimiento a mi trabajo.


¿Y las críticas?


Intento asimilarlas y si es posible (que no siempre lo es) intento aprender de ellas.



¿Llevas una libreta para ir apuntado ideas?


Siempre, lo malo es que empiezo muchas y luego me cuesta encontrar la idea. No obstante, el hecho de apuntar es como si me hiciera una muesca en la memoria. 


¿Para escribir...a mano o a ordenador?


Es más cómodo el ordenador, aunque también tengo multitud de libretas manuscritas, a veces con  una letra indescifrable. 


¿Como te documentas?


Básicamente leyendo, ensayos y novelas. Si puedo visito los lugares en los que se mueven mis personajes. Y también acudo a Internet pero con mucha prudencia.


¿Algún proyecto inmediato?


Varios y muy ilusionantes.


Eres licenciada en Derecho y en Historia. ¿Cuando decides que lo que te gusta es escribir?


En el verano del 2003, en una comida de amigos (ya cumplidos todos los cuarenta) alguien dijo que para que a uno le recordasen había que plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro. A mí me faltaba escribir un libro, lo pensé y me puse a escribir.  


¿Qué fue lo primero que pensaste cuando te dijeron que "La Sonata del silencio" se iba a convertir en una serie?


Emoción y vértigo...


¿Qué es lo que más te ilusiona ante este proyecto?

Comprobar como todo un equipo de más de ciento cincuenta personas trabaja en base a algo que he creado yo. Eso me fascina y me emociona a la vez. Es muy difícil de explicar.  




Ahora que no nos lee nadie... ¿te gustan los actores que han elegido?


Acierto total en todos. Carmen Utrilla ha hecho una selección extraordinaria y acertada. Además  Iñaki Peñafiel y Peris Romano como directores están sacando de cada uno de ellos la mejor interpretación del personaje. Ni un solo pero.

He leído que tienes claro que una cosa es el libro y otra muy diferente una película o una serie, pero ¿no temes que no consigan mantener el espíritu de la novela y los lectores que tantas y tantas veces han imaginado a los personajes y la historia se decepcionen?



Al escribir el libro intenté llegar al corazón de cada lector, ahora los guionistas y directores, además de los actores a través de su interpretación, deben conseguir mantener el alma de la historia, y me consta que lo están haciendo. Ver algo que te dan en la pantalla no tiene nada que ver con el acto de la lectura. El lector capta siempre cosas distintas a las que le da la pantalla. Además, escribir un guión no es lo mismo que escribir una novela, cada cosa tiene su táctica y su forma. Es necesario que el espectador quede satisfecho con una buena puesta en escena, música, interpretación, trama, fotografía, diálogos, vestuario, escenarios, ambientación... Así como quien lea el libro pueda disfrutar de la lectura y quedar satisfecho con ella. 


¿Nos puedes contar alguna anécdota que te haya pasado a raíz de que se supiese que la novela iba a estar en televisión?

No sé si es una anécdota: yo nunca quise intervenir como extra en la serie, ni se me pasó por la cabeza. Un día llegué a ver el rodaje y Gabi, el ayudante de dirección, me dijo que tenía que salir, y sin apenas darme cuenta estaba vestida de época y en el centro de una de las escenas. Me convenció con la teoría de que sería una experiencia que no olvidaría jamás, y fue así. No es lo mismo ver lo que ocurre detrás de las cámaras que estar dentro de la escena que se está grabando. Cuando gritaron la palabra mágica ‘¡Acción!, me di cuenta de que estaba formando parte de todo aquello. Efectivamente, el bueno de Grabi tenía razón, fue una experiencia única.

No sé si tú podrás ver por anticipado los capítulos de la serie o serás una seguidora más esperando semana tras semana...

No lo sé todavía. Creo que harán algún pase antes, pero lo ignoro. 


¿Te gustaría decirle algo a tus lectores?

Que como lectores tomen el libro como una historia que les pertenece a cada uno de ellos, en la que mandan ellos en la intimidad de su lectura, y que se enfrenten a la serie dispuestos a disfrutar de un excelente trabajo de todo un equipo que se está dejando la piel para emocionar en cada capítulo.



                                                 ..........
Ha sido un verdadero placer conocer un poco más de cerca a esta gran autora, no nos podemos perder sus próximos proyectos que por supuesto incluyen, entre otras muchas cosas,  la serie de Tve, basada en su novela,  "La sonata del silencio".
Gracias Paloma, ahí estaremos.

viernes, 18 de diciembre de 2015

De charla con... Antonio Blázquez Madrid.

Cuando tiempo atrás  me firmó  Antonio Blázquez en una feria del libro de Madrid me quedé con ganas de conocer un poco más de cerca a este autor y ahora con esta sección del blog no podía perder la oportunidad.

¿Quién es Antonio Blázquez?

Pues un tipo al que la única bandera que le importa, y por la única que lucharía, es la LIBERTAD. Un tipo que tiene que ganarse los garbancitos diarios como cualquier hijo de vecino, levantándose, con mucho sueño, cada mañana. Un tipo que busca tiempo donde puede para escribir, y de ese modo contar las historias que su imaginación le proporciona, para entregárselas a los demás. Un tipo al que le gusta ser crítico con las injusticias sociales, y que se rebela contra la hipocresía y los engaños de los que ostentan el poder, ya sea el poder político, económico o religioso, y que procura que esa rebeldía quede reflejada en sus historias escritas.

¿Qué libros tienes en el mercado? 

Actualmente está en las librerías y en Internet (Amazon (enlace),  Casa del Libro, etc.) mi última novela: “La Ciudad Negra”. Mi anterior novela: “El Triángulo”, ya se puede descargar (GRATIS)) en: www.espanol.free-ebooks.net (enlace).

Si tuvieses que quedarte con uno, ¿con cuál te quedarías? 

Habitualmente con el último, que es el que más cuidados necesita. Lo que pasa es que el último siempre es el que está aún en pleno “embarazo”, y nunca se sabe cómo va a salir el “niño”. Pero cariño para todos.

¿Con qué género te sientes más cómodo?

Me inclino por la novela negra, y por un tipo de novela urbana en la que aparezca algún tema de carácter o denuncia social.

¿Qué querías ser de pequeño?

Pues, sinceramente, no tengo un recuerdo especial de esos deseos o sueños infantiles. Creo que era muy variable, y cambiaba de “profesión imaginaria” muy a menudo.

¿Alguien muy importante de tu infancia?

Mi madre y su recuerdo; tal vez porque murió cuando yo era aún un niño.

¿Un miedo?

A perder la libertad.

¿Un deseo?

Tener cien mil críticas de alguna de mis novelas (lo mismo me da que sean buenas o malas).

¿Un defecto?

No soy nada modesto

¿Una cualidad?

Eso lo dejo para que lo digan otros, porque yo, como ya he dicho, no soy nada modesto, y seguramente me adjudicaría más cualidades de las debidas.

¿Un hobby?

Dos: escribir y viajar.

¿Una comida?

Duelos y quebrantos cervantinos.

¿Una manía?

Ninguna que sobresalga de las muchas que tengo.

¿Frío o calor?

Prefiero el fresquito del otoño al atardecer.

Un objeto que colecciones

Bastones. Siempre que hago algún viaje al extranjero procuro comprarme alguno que me parezca singular o raro.

¿Un secreto confesable o inconfesable?

Todos mis secretos son inconfesables y dignos de ser consideramos pecaminosos por la Santa Madre Iglesia, por lo tanto los mantendré en secreto para no condenarme.

¿Romántico o realista?

Realista, realista, realista.

¿Una locura que harías por amor? 

Aún no me he vuelto loco nunca, y tengo pocas cualidades como adivino, por lo tanto… no tengo contestación a la pregunta.

¿Un escritor que te encante?

Uno, dos, tres… siete. Demasiados para quedarme con uno solo.

¿Un escritor que no te seduzca?

Juan Manuel de Prada.

¿Papel o digital?

Al principio publicaba solo en papel; hoy en día en papel y digital. No se puede ir contra lo que es inevitable. Lo digital es el futuro, y el papel el recuerdo y las sensaciones.

¿El último libro que has leído?

“Soñar junto a la pata del aparador”, de Lola Millás.

¿Un libro que recomiendes?

Soy un poco prepotente, lo reconozco, por eso mi recomendación personal es: “La Ciudad Negra”, porque es la novela más comprometida y comprometedora publicada en la actualidad.

¿Un libro que no recomendarías?

Ninguno; incluso los malos son mejores que ninguno.

¿Un momento del día para escribir?

Yo creo en los momentos de inspiración (aunque haya muchos escritores que opinen lo contrario), por eso no tengo hora elegida; escribo cuando las ideas me revolotean dentro de la cabeza.

¿Y para leer?

Por las tardes, cuando no tengo nada especial que plasmar en el papel en blanco.

¿Algo que hayas escrito y tengas olvidado en un cajón?

Ufffff… más de uno, más de dos y más de… A veces me sorprendo cuando encuentro entre las hojas de algún cuaderno, abandonado en el sitio más insospechado, algo que debí de escribir hace tiempo y que ya casi no recuerdo.

¿Dónde quieres llegar como escritor?

Como mi virtud no declarada es la inmodestia, me gustaría (ya lo he dicho antes) tener al menos cien mil críticas de alguna de mis novelas. Y no me importa si son buenas o malas, porque eso significaría que, al menos, se habrán leído el libro. Y para seguir con mi virtuosa inmodestia, voy a subir el número de críticas deseadas al medio millón. Por pedir que no quede.

¿Una editorial que te gustaría que te publicase?

Cualquiera que se preocupe de una promoción y distribución adecuada.

Del 1 al 10, ¿qué importancia tienen las redes sociales y los blogs en tu carrera?

De momento creo que un aprobadillo raspado.

¿Llevas bien los elogios?

Me encantan.

¿Y las críticas?

Me gustan, salvo las de esos teóricos críticos literarios que piensan que solo ellos saben de literatura.

¿Crees que hay pequeños roces entre escritores?

Muchos, muchísimos “EGOS”. Es un grupo social en el que la mayoría piensa que el triunfo de los demás va en detrimento propio. Teoría que me parece estúpida.

¿Llevas una libreta para ir apuntando ideas?

No soy tan clásico, pero debo confesar que en más de una ocasión las servilletas de algún bar han servido para lo mismo, e incluso, en algún momento, el papel higiénico del cuarto de baño.

¿Para escribir a mano o a ordenador?

Sin renunciar, a veces, a escribir a mano, me he acomodado a escribir casi siempre directamente en el ordenador, porque facilita mucho los cambios y las correcciones.

¿Algún proyecto inmediato?

Una nueva novela que ya va progresando. Y en exclusiva os voy a descubrir el posible título que llevará, aunque hasta el final esto nunca se sabe a ciencia cierta: JFC.
                                                               .............
Esperamos conocer muy pronto los nuevos proyectos de este salmantino afincado en Madrid.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Sorteo internacional, especial Navidad.

Título: Muerte tras las cámaras

Autora: Alicia G. García

Sinopsis:"¿Qué sucedería si una concursante de un programa de telerrealidad apareciese muerta? En una lucha entre los intereses comerciales de la cadena de televisión y la búsqueda de la verdad ¿quién vencería?".
Podéis encontrar el libro: 
Papel (enlace)
Digital (enlace)

Fechas del sorteo:
Desde 15 de diciembre hasta el 21 de diciembre.(Se cerrará a las 20:00 horas, hora española) y el panel con los números se publicará ese día antes de las 24:00h, sacando ganador el 22 de diciembre coincidiendo con el sorteo del gordo de Navidad.En caso de que el panel no llegue a los 100 números los apuntados en primer lugar tendrán más posibilidades puesto que se rellenará con los nombres hasta completar panel.


Bases sorteo:

Sorteo de dos packs, 1 internacional (digital) y 1 nacional (físico) al que podrán optar todos los seguidores  de este blog y/o los que sean miembros del Club de lectura: con un libro entre las manos, y que se lleven el banner a su blog o nos publiciten en las redes sociales.

Para apuntarse:
-Puedes apuntarte aquí o en El club de lectura: Con un libro entre las manos (enlace), pudiendo conseguir un número en cada uno de los sitios.
-Dejar un comentario en esta entrada diciendo que te apuntas.
-Compartir esta entrada en redes sociales o llevarse el banner a los blog.
-Dejarnos los enlaces de los compartidos o banner
-Decir a que pack o packs optas(Pudiendo optar al pack en papel solo las personas con dirección postal en España)

Premios internacional en formato digital:

-Buenos días.
-Y por fin el silencio.
-El Oro de París. 
-63 claves para escribir buenos microrrelatos.
-Caminos que conducen a esto.
-La increíble y fabulosa historia de un escritor que no quería serlo.

Premios nacional en papel (España):

-Muerte tras las cámaras.
-Buenos días.
-Bernarda la dragona y el secreto del bosque.
-El Oro de París. 
-Caminos que conducen a esto.
-63 claves para escribir buenos microrrelatos. 
-La increíble y fabulosa historia de un escritor que no quería serlo.
-Poeta sucumbiendo bajo un alud de ollas de acero inoxidable.
-Saltitos.
-La fosa.

Muchas gracias a Alicia G. García y a la editorial El desván de la memoria.

Los ganadores saldrán mañana con los dos últimos números, y siguientes,  con el sorteo especial de Navidad, suerte a todos!!!
Número premiado:79140
Ganadoras:
pack papel:Mercedes González
pack digital:Sandrusky
Felicidades a las dos.

domingo, 13 de diciembre de 2015

Buscando soluciones


Que ando yo estos  días pensativa y con algo que me ronda en la cabeza, compartir casa empieza a ser un problema y estoy barajando  posibilidades:

-Que los niños se independicen, aunque teniendo 11 y 15 años, viendo la edad media en la que los chavales se van y que aún yéndose vienen a comer los domingo, a dormir los sábados y a poner la lavadora y a vaciar la nevera todos los días va a ser poco menos que misión imposible.

-Comprarme una casa nueva, aunque viendo mis números del banco y mi suerte en los juegos de azar, ríete tú de lo de imposible de ponerle la maleta a los niños en la calle.

-Romper un tabique y colarme en casa del vecino, aunque creo que esto no le va a hacer mucha gracia al tipo de 1,90 que vive pegado a mi salón.

-Y por último, dejar de visitar las librerías de segunda mano.

Si os estáis preguntando que tiene que ver la última posibilidad con lo de compartir casa, es que no vivís con un marido, dos niños. un periquito y "miltantos" libros inundando estanterías, mesillas de noche, mesa del comedor, maletero, canapé; libros grandes, libros chicos, tapa dura, tapa blanda, de misterio, de historia, de fantasía, leídos y sin leer...si casi prefiero que no me toque la loto por no hacer mudanza y empaquetarlos todos... ¿Os imagináis metiendo todos mis libros en cajas? Ya me veo con garrota y todo antes de terminar.

En casa prefiero no pedir opinión claro, porque no sé a vosotros pero a mí me dirían que me deshiciese de los libros. y yo soy... "no, sin mis libros", por ahí no paso.

Y otra cosilla que me preocupa es que leía yo el otro día que hay un síndrome de Diógenes literario, que consiste en guardar y en guardar libros, que tontería digo yo... a ver si otros van a poder coleccionar sellos, minerales, monedas, bonsáis,cajas de colores, cocodrilos... y los lectores no vamos a poder tener unos librillos de na; que quede claro que a los lectores o coleccionistas de historias no nos sobran libros, nos falta espacio y vidas para leerlos todos, a ver si inventan algo para solucionar el problema y así no me como yo el coco con lo que hacer con mi casa para que me quepan unos pocos más y no gastarme cuartos en ampliar.

jueves, 3 de diciembre de 2015

De charla con... Luis Ernesto Romera


Si hay un escritor que se prodigue en nuestro club de facebook ese es Luis Ernesto Romera, nos deleita con varias de sus historias y hoy quería acercarme un poco más a este autor que quizá muchos de vosotros desconozcáis.

¿Quien es  Luis Ernesto Romera?

Nadie especial, solamente una mente inquieta con ansias de saber y dar a conocer lo que sabe. Soy natural de un minúsculo país centroamericano, aunque afincado y nacionalizado español desde que tenía doce años, ahora tengo cuarenta y ocho. Soy bromista, jovial pero muy serio cuando hace falta serlo. Me gusta leer, desde muy pequeño lo hacía y siempre abierto a todo lo que sea buena literatura. Me fascina la historia, la ciencia, la teología, el pensamiento humano. Por otro lado me gusta andar, veo una montaña y allá que me lanzo, pero no los extremos, por eso estoy seguro que nunca subiré al Everest. Me considero persona de poco arriesgar, aunque en la vida uno se ve obligado a hacerlo, pero yo necesito calcular antes todas las posibilidades.

¿Qué libros tienes en el mercado?

Te diré que en ese sentido nado entre dos mundos distintos y distantes, por un lado tengo libros que se catalogan en ensayo, historia y humanismo, como cuatro tomos de una obra llamada Trigo Ahogado, y de la cual estoy acabando el quinto y último, tienen que ver con la historia del cristianismo y sus influencias en el mundo. Luego en esa misma línea es “Cristianismos Americanos”, historia de la introducción del cristianismo en el nuevo mundo y el resultado de ello.
Luego en el lado novelesco, nada que ver con el otro, tengo Relatos Trascen-mentales, con el que me he dado a conocer más, “Vidas paralelas”, una obra que pronto reeditaré, y una colección de micro relatos, titulado “Pensamientos Solitarios”. Aparte de otras muchas pequeñas obritas que he ido colocando en un lado y otro.

Si tuvieses que quedarte con uno, ¿con cuál te quedarías?

Me costaría elegir. En todo caso, de mis dos facetas me quedaría con “Trigo ahogado” y “Relatos Trascen-mentales”.

¿Con qué género te sientes más cómodo?

La verdad es que sufro menos escribiendo ensayo, pero me divierto mucho también contando relatos, novela corta.

¿Qué querías ser de pequeño?

Nada que ver con lo que soy, me gustaban los transportes públicos y quería ser conductor de autobús, era mi sueño. Esa es mi primera frustración, ni siquiera me he sacado el carnet de conducir. Eso sí, me sigue gustando el transporte público, sobre todo porque se puede leer mucho en tren, metro, autobuses.

¿Alguien muy importante de tu infancia?

Te diría que mis padres, aunque al proceder de una familia numerosa, éramos cuatro, más algunos niños que cuidaba mi madre, y yo era de los del medio, así que pasaba un poco desapercibido. Me crié muy independiente, poco hablador y encerrado en mi mundo. Ahora los quiero más y aprecio lo que hicieron por mí. Recuerdo mucho los consejos de un maestro, (profesor Ovando), que tuve en primaria y otro que me mostró con su ejemplo como evitar la delincuencia. También me quedaría con uno de mis hermanos, con el que comparto muchas inquietudes y curiosidades.

¿Un miedo?

Miedo a estar mal con alguien, a que con mis palabras o acciones dañe a alguna persona, sea de mi entorno o no, eso siempre me inquieta.

¿Un deseo?

Qué se cumplan mis esperanzas y deseos.

¿Un defecto?

Creo que soy un poco impaciente para algunas cosas, y un poco quema sangre, no puedo evitar debatir y objetar.

¿Una cualidad?

Que me gusta escuchar ambos lados de un asunto. Intento ver el lado bueno de todo el mundo. Jamás creo que llegue a insultar a nadie, nunca utilizo el habla soez, soy muy tranquilo, es raro verme enfadado.

¿Un hobby?

Escribir, leer, hacer senderismo, ciclismo.

¿Una comida?

Las judías blancas, las negras, las lentejas, cocido y toda comida de cuchara bien cargada. Y los ñoquis que prepara mi mujer, eso me pierde.

¿Una manía?

Cuestionarme todo, intentar entender el por qué, el cómo, de todo lo que leo o escucho.

¿Frío o calor?

Vengo de un país que le llaman: el de la eterna primavera, así que tiro por en medio.

Un objeto que colecciones

Libros, música y multiusos, (navajas suizas).

¿Un secreto confesable o inconfesable?

Confesable: Que soy daltónico, no veo bien los colores, no sé de qué color tiene los ojos mi esposa, por ejemplo. Pero reconozco que no me disgusta serlo, incluso presumo de ello. Inconfesable: A veces me emociono demasiado escribiendo alguna historia, algún relato, incluso alguna lagrimilla brota, menos mal que suelo estar solo cuando lo hago.

¿Romántico o realista?

Me gustaría ser más romántico, pero soy demasiado realista.

¿Una locura qué harías por amor?

Me faltaría mucho dinero para realizar la locura que quiero y no estoy dispuesto a robar un banco por esto, porque no habría uno con suficientes fondos.

¿Un escritor que te encante?

Isaac Asimov, lo considero uno de los mejores divulgadores, capaz de escribir sobre cualquier tema, ciencia, historia, religión y explicar las cosas desde varios puntos de vista. Este en el terreno serio o didáctico, luego en cuanto a escritor de ficción, sin duda Kafka, aunque este año descubrí a un autor ruso que me ha encandilado, Vasilli Grossman.

¿Un escritor que no te seduzca?

J.R. Tolkien, no leería nada de él, ni amenazado de muerte. Bueno amenazado tal vez sí, pero la fantasía épica no me llega.

¿Papel o digital?

Desde hace algunos años la mayor parte de los libros y revistas que leo son digitales, pero no excluyo el papel, hacen visible la obra.

¿El último libro que has leído?

Los caballos de Dios, de Mahi Binebine, pero también tengo fresco y me dejó marcado, Voces de Chernobíl de Svletana Aleksievich.

¿Un libro que recomiendes?

¿Solo uno? Me rebelo y recomendaré dos: Todo fluye (de V. Grossman) y las voces de Chernobíl.

¿Un libro que no recomendarías?

Hay varios, uno de ellos lo leí recientemente, pero entiendo que yo no sería objetivo, ni justo al mencionarlo, pues a muchos tal vez sí les guste y es una escritora nueva. Pero tampoco quiero darle publicidad. Por la misma razón no te voy a decir los demás, en todo caso cualquiera de Tolkien, a ese ya no le haré ningún daño.

¿Un momento del día para escribir?

Por las mañanas, me levanto a las siete y esa hora y media antes del trabajo seglar, son las más inspiradoras.

¿Y para leer?

Cualquier hora y momento es bueno, solo evito la postura demasiado cómoda, pues soy de sueño fácil. Suelo leer andando del camino al trabajo y de vuelta.

¿Algo que hayas escrito y tengas olvidado en un cajón?

Mi último proyecto de este pasado año, fue una lástima, pero lo tuve que guardar después de notar que de cinco lectores cero, a tres no parecían muy convencidos. Así que mejor dejarlo reposar y volver a retomarlo en tiempos más convenientes. Tengo también dos novelas históricas guardadas, pues este tipo de literatura requiere más documentación e investigación, y otro sobre las farmacéuticas que lo empecé y tengo solo tres capítulos, también por requerir más documentación. 

¿Dónde quieres llegar como escritor?

No soy excesivamente ambicioso, solo disfruto sabiendo que me leen, sea en libros, en mis blogs o en mis posts. No pretendo vivir de esto, pero si con ello me puedo quitar alguna deuda, ya sería más que suficiente. Lo que más me satisface es saber que alguien por allí lee mis historias y las aprecia.

¿Una editorial que te gustaría que te publicase?

Alianza editorial, porque tiene mi edad y las primeras colecciones de libros que tuve son de ellos.

Del 1 al 10, ¿qué importancia tienen las redes sociales y los blogs en tu carrera?

Diría que el 9. Las redes tienen su importancia, máxime cuando no tienes una editorial que te respalde, los autores independientes tenemos que promocionarnos a nosotros mismos. Aparte que las redes te ayudan a conocer a otros escritores y aprender de ellos y te ponen en contacto con el lector es directo, también recibes sus consejos, críticas y sugerencias, eso enriquece. Pero tampoco abogo por agobiar a los amigos con tanta presión publicitaria en las redes, al final acaban ignorándote si por promocionar tu libro te conviertes en spam. En cuanto a los blogs, son espacios que dan la oportunidad de expresar lo que quieres y dar a conocer tus cualidades como escritor.

¿Llevas bien los elogios?

Si son en palabra impresa muy bien, todos los que vengan. Si son en directo, los llevo fatal, me sale negarlo todo y bajar la cabeza o mirar para otro lado.

¿Y las críticas?

Las acepto siempre y cuando sean objetivas, es decir, cuando vienen de alguien que realmente te ha leído al menos un libro; no me vale aquel que te critica leyendo fragmentos o citas o por lo que ha oído de otros, y esto último lo notas. También entran mejor cuando son precedidas de encomio sincero, a palo seco, escuece más. Pero en general, la crítica es positiva, pues aunque duela te hace mejorar siempre.

¿Crees que hay pequeños roces entre escritores?

Roces no tanto, pero si veo que no hay demasiado apoyo entre unos y otros. A veces hay comentarios de lectores muy positivos hacia algunos autores, pero entre ellos, mucho silencio. ¿Qué sucede? ¿No se leen entre ellos? Yo estoy seguro que si se lee lo de otros, pero si están en tu mismo nivel o condición, (noveles, indies, autoeditados), callas, no hablas ni bien ni mal, no opinas. ¿Tal vez porque es tu competidor? Lo veo absurdo. Yo no tengo ningún inconveniente en leer lo de los demás y elogiar lo que haya que elogiar de ellos, que siempre hay algo, aunque no me haya terminado de gustar totalmente su libro, luego en privado le indico al autor, los fallos, si los hay o las cosas que no me han gustado. Yo tengo un lema que no olvido: “lo que quieres que a ti te hagan, hazlo tú a los demás”.  

¿Llevas una libreta para ir apuntando ideas?

Tengo varias llenas, siempre llevo alguna conmigo, así que por ideas que no sea.

¿Para escribir a mano o a ordenador?
Por supuesto sin ordenador no soy nada, aparte de tener una letra malísima que ni yo mismo entendería, en caso de un apagón tecnológico estaría perdido.

¿Algún proyecto inmediato?

Acabar el apéndice de Trigo ahogado, terminar con el quinto tomo, y luego abrir el cajón y retomar esos otros proyectos, algunos que debo completar, otros por corregir, modificar lo necesario, pulirlos y sacar el próximo año algo nuevo, ya que este no pudo ser.
                                                      ,,,,,,,,,,,,

Estaremos atentos a los nuevos proyectos de Luis.